Comentarios sobre mis fotografías.

Humberto Ybarra nos descubre escenarios en los que reina una soledad que cala los huesos. Lugares sencillos, pero de una calma perturbadora y un silencio abrumador captados desde la lejanía perfecta, para no profanar su belleza.

Eugenia Alcázar, galerista.

POSTALES PARA CIEGOS, es el título sugerido para esta colección de fotografías, porque Humberto Ybarra es único para proponer paisajes que hemos mirado mil veces sin verlos como los ve él.

Rafael Benítez Toledano, poeta.

Los paisajes del fotógrafo Humberto Ybarra proponen una nueva mirada sobre la naturaleza, una personal interpretación que es capaz de subjetivar, con el deleite y los matices de un cuadro pintado, aquello que se captura con una máquina. Es la cámara su herramienta, pero las imágenes que salen de ella convocan singulares y minimalistas efectos de calma, silencio y una soledad lirizante que se aparta de lo realista para insertar ese mágico toque de ensoñación, que únicamente lo que él percibe es capaz de irradiar. Ybarra transforma así los elementos cotidianos en escenas irrepetibles de un inevitable sabor pictórico, incluso, cinematográfico.

Bea Maeztu. Revista de arte REVISTART.

Humberto Ybarra pinta fotografías como versos de Antonio Machado. Entre Campos de Castilla y Soledades, este retratista de retales de tierras andaluzas convierte la quietud del paisaje sereno en un oasis de belleza realista. Cielos grises, viñas secas, trigo agostado, surcos de abono, árboles en raspas, casas mustias, paredes quebradas, esperanza y fe. Entre las carreteras que circundan Sevilla y Cádiz, Ybarra ha encontrado muchas formas de decir España sin colorear de fantasía el secarral, sin idolatrar el verde y el azul, y sin miedo a darle al pause y convertir en poesía gráfica esos fotogramas ordinarios que decoran nuestros caminos sin los flashes del glamour.


Álvaro Sánchez León. Revista Influencer.